You are hereAbusos policiais inadmisíveis

Abusos policiais inadmisíveis


RATZINGER EN MADRID

Cualquier persona que haya visto el vídeo en el que varios policías golpean a tres ciudadanos que no estaban participando en acción violenta alguna, de forma que los agentes no pueden alegar que necesitaban usar la fuerza, sólo puede llegar a una conclusión: Interior tiene que abrir una investigación, las pruebas deben ser enviadas a la Fiscalía y hay que depurar responsabilidades.

Este razonamiento es tan obvio que causa perplejidad que el Gobierno sostuviera durante todo el día de ayer que no pensaba investigar los hechos. Un portavoz de la Policía llegó a asegurar a este diario que las imágenes que muestran la actuación violenta de los agentes estaban “descontextualizadas”, un insulto a la inteligencia de cualquiera que hubiera visto el vídeo. A última hora de la noche, la coordinadora de la campaña del PSOE, Elena Valenciano, introdujo algo de cordura con un mensaje difundido a través de Twitter: “Los excesos policiales nunca pueden justificarse. Espero que se investiguen y se depuren responsabilidades”. Poco después, el Ministerio del Interior comunicó que había abierto una “información reservada”. A la vista de los titubeos iniciales hay que exigir que esa recopilación de “información” sea exhaustiva y que las conclusiones se hagan públicas cuanto antes.

También sería oportuno que diese algún signo de vida la delegada del Gobierno, Dolores Carrión, que lleva 48 horas desaparecida. Ocupar un cargo público no es una obligación: si no es capaz de explicar por qué no se desplegó un operativo en Sol que blindase el recorrido autorizado a la manifestación laica, sería oportuno que dimitiese.